Powered by Smartsupp
¿Sabes cómo cambiar el tóner de una impresora?

Cuando adquirimos una impresora nueva, muchas veces nos preguntamos qué debemos hacer a partir de ahora: ¿Será mejor gastarnos más dinero y comprar cartuchos originales? ¿O mejor ahorrar y comprar compatibles? ¿Perderé calidad o puedo estropear la impresora al comprar estos últimos?

Son muchas las dudas que se generan por miedo a dañar nuestro nuevo aparato o por no conseguir impresiones de calidad. Incluso, mitos acerca de los cartuchos compatibles, que muchas veces son infundados principalmente publicitado por las marcas de impresoras porque el negocio de ellas no está por supuesto vender la impresora sino el consumo post venta, cartuchos que muchas veces son fabricados en las mismas fábricas de los compatibles.

¿Por qué cuesta tanto un original a diferencia de un compatible?

La respuesta es fácil es Marca. Similitudes y diferencias entre cartuchos originales y compatibles Debemos comenzar destacando que un cartucho compatible no tiene nada que ver con un remanufacturado (uno que ya se ha usado), sino que es un cartucho nuevo, jamás usado antes.

¿La principal diferencia que nos da su definición?

El cartucho compatible no lo fabrica la misma empresa que la impresora. Es decir, si tenemos una impresora HP podemos decidirnos por los de la propia HP o por otros que tienen unas características prácticamente idénticas, y que pueden desempeñar exactamente la misma función.

El cartucho compatible lo podemos usar en nuestra impresora con total confianza ya que no la dañará. La calidad es otra de las dudas principales cuando nos planteamos recurrir a este tipo de cartuchos, pero la realidad es que puede ser prácticamente igual a la de un original.

Lógicamente, dependerá del fabricante, del lugar dónde lo compremos, etc. Pero en general, suelen dar un resultado muy similar al que obtendríamos con un cartucho de tinta original. Una calidad idéntica.

Un ahorro considerable

Por supuesto, lo que más suele hacer que nos decantemos por un cartucho de tinta compatible es el increíble ahorro que supone. De hecho, si tenemos una empresa, esto puede suponer un auténtico “pico” en nuestras cuentas de gastos.

Según Gartner, el coste medio en consumibles de impresión se encuentra entre el 1 y el 3% de la facturación de una empresa, y la diferencia de coste entre los originales y compatibles varía entre el 5 y 60%. Aunque en algunos casos esa diferencia de precio entre cartucho original y cartucho compatible puede llegar al 75%. Eche cuentas, sobre todo si es su caso y tiene una empresa, y compruebe todo lo que puede ahorrar.

Your Cart

Cart is Empty
Updating Cart!